Domingo, 17 de enero de 2010

LAS REINAS DEL MAR

Haz click para seleccionar


hace ya tiempo, que venia distrayéndome con esas hermosas lubinas que da la bahía,
incansables luchadoras de difícil comer cuando están en pleno apareamiento,
que recelan de cualquier movimiento extraño que vean, lomos negros con vientre plateado,
que en el estiaje, van formando parejas para la reproducción,que halla por febrero o marzo,
depende del frío que el invierno halla traído, hacen su trabajo para llenar de alevines las zonas de freza,
para luego seguir con su vida normal y esperar al siguiente año.

Quiza que sean algo mas vulnerables en esos momentos,momentos en que las hembras
están en sus que aceres reproductivos y cegadas junto a los machos,bailan entre si rozandos  sus lomos negros,
momento de excitacion mientras desde una piedra, a escondidas, las miras con mirada de gozo,
con caña en mano,no te atreves a lanzar el señuelo para no perturbar el sueño de la vida,
sabes que sera caer el engaño, y la hembra o quiza el macho, lo mordera con decision,
y no sera por hambre,sino por rabia, por molestar en el cortejo,
por atreverte a estorbar tal espectaculo, atonito presencias tal maravilla con miedo a moverte
para no estorbar,detras de ti, se hacerca alguien, a lo lejos logras ver que trae una caña en la mano,
y segun se hacerca, ve lo mismo que yo, este, que no piensa como tu, no duda en hacer volar su señuelo,
lo ves en el aire por encima de tu cabeza, y mientras esta en el aire,
no se imagina lo bonito que puede llegar a ser lo que esta presenciando,
no interpreta como tu el baile de los robalos. El flamante señuelo del arquitecto de la pesca, si, 
ese que todo lo sabe y que todo lo pesca, cae tres o cuatro metros atras del cortejo,
y se apresura nervioso ante el envite que le puede brindar ese momento, de pronto,
el macho se gira y va hacia el señuelo, lento pero eficaz bocado letal que se va a producir,
de pronto, la hembra se gira, y de un coletazo le adelanta, abre su enorme boca y engulle,
se produce un estruendo en el agua y comienza la lucha, el pescador grita de jubilo,
mientras la hembra lucha por librarse de eso que tanto le duele, el macho,
sigue a su lado dandole vueltas incansable,sin entender nada, yo, con el deseo que se logre soltar,
pero no, sigue tan incansable pelea entre pescador y presa, cuando logra hacercarla al filo de las piedras,
la hembra esta exausta de tal lucha,el macho observa todo junto a ella y con una rabia incontenida,
roza con su operculo el hilo que lleva a su hembra hacia una muerte segura y lo corta,
la hembra queda quieta atontada mientras el pescador,con una rabia incontenida,
golpea el suelo con su pie varias veces, mientras el macho,
rie desde el agua observando a la hembra como se recupera y navega despacio hacia su casa,
el macho, la sigue, no sin antes, darse la vuelta para hacerme un guiño como diciendome, majete,
espero no volverte a ver.

 

Victor Nahon. (Luciano)
lance ligero. 


Publicado por victor.N @ 22:09  | ARTICULOS MAR
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Que bonito Luciano. Est? muy bien, lo he vivido conforme lo le?a y parec?a que estaba all? :p
Saludos, ObeliscO.
Publicado por ObeliscO
Lunes, 18 de enero de 2010 | 0:25
gracias obelisco, aunque es corto el relato, espero que os guste.
Publicado por victor.N
Lunes, 18 de enero de 2010 | 13:45